ProtégeteAprende más sobre la viruela del mono

Este año se han confirmado casos de viruela del mono en los Estados Unidos, incluso aquí en el norte de Virginia. Este virus puede afectar a cualquier persona y se propaga principalmente a través del contacto cercano de piel con piel. Causa erupciones o llagas conocidas como viruela, acompañadas de síntomas similares a los de la gripe.
Encuentra la información más reciente sobre COVID-19

Vacunas contra la viruela del mono

Si has estado expuesto recientemente al virus de la viruela del mono, o tienes un alto riesgo de exposición, la vacuna es una herramienta importante para protegerte.

Consulta a tu departamento de salud local para saber si eres elegible para recibir una vacuna:

Preguntas frecuentes sobre la viruela del mono

Puedes tomar medidas para protegerte a ti mismo y a quienes te rodean. Obtén información sobre los síntomas de la viruela del mono y qué debes hacer si crees que has estado expuesto.

¿Cómo se propaga la viruela del mono?

+

La viruela del mono se propaga comúnmente a través del contacto cercano con una persona infectada, particularmente el contacto directo con una erupción o fluidos corporales. También se puede propagar al tocar objetos o telas (como ropa, toallas y ropa de cama) que usa alguien que está infectado. Además, la viruela del mono se puede propagar a través del contacto con las secreciones respiratorias. 

Una persona es contagiosa desde el momento en que comienzan los síntomas, hasta el momento en que todas las llagas se curan y se forma una nueva capa de piel. Esto suele tardar de dos a cuatro semanas.

¿Cuáles son los síntomas de la viruela del mono?

+

Los síntomas generalmente comienzan una o dos semanas después de la exposición al virus, pero pueden comenzar hasta tres semanas después de la exposición. A menudo, las personas primero desarrollan síntomas similares a los de la gripe. Estos síntomas iniciales pueden incluir fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares o de espalda, ganglios linfáticos inflamados, escalofríos, agotamiento y síntomas respiratorios como dolor de garganta, tos o congestión nasal. 

Dentro de uno a cuatro días de estos síntomas iniciales, la persona infectada generalmente también desarrolla una erupción. Para algunas personas, esta erupción es su único síntoma. Puede tener el aspecto de granos, bultos o ampollas, y puede ser doloroso o con picazón. La erupción pasa por varias etapas, incluida la formación de costras, antes de curarse. Obtén más información sobre los síntomas.

Monkeypox lesions
Crédito de la fotografía: Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido

¿Quién está en riesgo de contraer la viruela del mono?

+

Cualquiera puede contraer la viruela del mono, independientemente de su edad, sexo, raza u orientación sexual. La forma más común de propagación de la viruela del mono hasta ahora ha sido a través de la actividad sexual entre personas que han tenido relaciones sexuales con parejas múltiples o anónimas. Además, la mayoría de los casos en el brote de 2022 hasta la fecha han ocurrido en hombres homosexuales, bisexuales y otros hombres que tienen sexo con hombres. Obtén más información sobre cómo reducir su riesgo en reuniones sociales y a través del sexo seguro.

¿Debo vacunarme contra la viruela del mono?

+

Se recomienda la vacunación para personas que:

  • Ha estado expuesto recientemente a la viruela del mono.
  • Tienen un alto riesgo de exposición a la viruela del mono. Esto incluye a las personas que se identifican con cualquiera de los siguientes grupos: personas de cualquier orientación sexual y género que hayan tenido parejas sexuales anónimas o múltiples en las últimas dos semanas; trabajadoras sexuales de cualquier orientación sexual y género; personal de cualquier orientación sexual y género en establecimientos donde se desarrolle actividad sexual.
  • Viven con VIH/SIDA.
  • Han sido diagnosticados con una ITS en los últimos tres meses.

Aprenda los conceptos básicos sobre las vacunas contra la viruela del mono.

¿La viruela del mono está relacionada con la viruela?

+

Sí. La viruela del mono y la viruela pertenecen a la misma familia de virus, pero la viruela del mono causa una enfermedad mucho menos grave. La misma vacuna que se usa para prevenir la viruela también es efectiva contra la viruela del mono. Lee información adicional sobre la vacuna contra la viruela del mono.

¿Cómo puedo protegerme de la viruela del mono?

+

Hay varios pasos que puedes tomar para protegerte, incluido evitar el contacto piel-piel con alguien que haya sido infectado con la viruela del mono y vacunarte si eres elegible. La forma más común en que la viruela del mono se ha propagado hasta ahora ha sido a través de la actividad sexual entre personas que tuvieron relaciones sexuales con parejas múltiples o anónimas, por lo que cambiar los comportamientos sexuales para reducir el riesgo, como disminuir la cantidad de parejas y encuentros sexuales anónimos, también son medidas de protección. Lavarte las manos con frecuencia siempre es una buena práctica de salud pública para la prevención de enfermedades. El CDC brinda orientación adicional sobre cómo limitar los riesgos.

La vacunación es otra herramienta importante para protegerte si has estado expuesto recientemente al virus de la viruela del mono o tienes un alto riesgo de exposición.

¿Qué debo hacer si sospecho que estoy enfermo de viruela del mono?

+

Comunícate con tu médico o proveedor de atención médica si crees que has estado expuesto a la viruela del mono o si desarrollas una erupción cutánea inexplicable. Si es posible, llama antes de tu visita para alertar al centro de atención médica sobre tu preocupación de estar contagiado de la viruela del mono.

Hasta que hayas sido evaluado, sepárate de otras personas y mascotas y cubre tus lesiones con una gasa o vendaje. Lee recomendaciones adicionales de los CDC.

¿Cómo se trata la viruela del mono?

+

Los medicamentos de venta libre, como el ibuprofeno y el acetaminofén, pueden ayudar a tratar algunos de los síntomas. Los geles tópicos de benzocaína y lidocaína también pueden proporcionar cierto alivio para las erupciones. A las personas con complicaciones (como una infección relacionada con el sarpullido), lesiones en lugares atípicos y aquellas que tienen un mayor riesgo de enfermedad grave se les puede recetar un antiviral como tecovirimat (TPOXX) por parte de un proveedor de atención médica. Consulta consejos y recomendaciones adicionales de los CDC.

¿Disminuye la viruela del mono la eficacia de la profilaxis previa a la exposición (PrEP) para la protección contra el VIH?

+

La viruela del mono no reduce la eficacia de la PrEP para el VIH. Aquellos que usan PrEP deben continuar tomándolo según lo prescrito. Obtén más información sobre el VIH y la viruela del mono.

Recursos y vacunas contra el COVID-19

Mantente al día con tus vacunas

Mantenerse al día con la vacunación contra el COVID-19 sigue siendo la mejor manera de prevenir enfermedades graves y protegerte a ti mismo y a tus seres queridos. Los refuerzos actualizados están disponibles para personas mayores de 12 años, con protección específica para las subvariantes ómicron BA.4 y BA.5.

Preguntas frecuentes sobre COVID-19

¿Necesito una vacuna de refuerzo? ¿Cuántos refuerzos necesito?

+

Los refuerzos son una parte importante de la protección contra la enfermedad grave o la muerte por COVID-19. Estos refuerzos se recomiendan a la mayoría de las personas. Utilice esta herramienta de los CDC para determinar en qué momento, o si usted (o sus niños), pueden recibir uno o más refuerzos contra la COVID-19: https://espanol.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/vaccines/stay-up-to-date.html

¿Cuál es el nuevo refuerzo COVID-19? ¿Necesito uno?

+

Los refuerzos de COVID-19 actualizados, también llamados refuerzos bivalentes, ayudan a restaurar la protección que ha disminuido desde la vacunación anterior, y brindan una amplia protección contra variantes más recientes. Estos refuerzos se dirigen a cepas más nuevas y altamente transmisibles del virus que han estado circulando ampliamente: las subvariantes BA.4 y BA.5 de ómicron. Puedes recibir el refuerzo dos meses después de tu última vacuna. Obtén más información sobre los refuerzos de COVID-19.

¿La vacuna COVID-19 es segura para los niños?

+

Sí. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan la vacuna COVID-19 para niños solo después de probar exhaustivamente su seguridad en miles de niños. Los niños de seis meses en adelante reciben una dosis de la vacuna adecuada para su grupo de edad. Vacunar a los niños puede evitar que se enfermen gravemente si contraen el COVID-19. La vacunación también da a los padres una mayor confianza para que los niños participen en el cuidado de los niños, las actividades y la escuela. Obtenga más información sobre las vacunas contra el COVID-19 para niños.

¿Qué es el “COVID prolongado” y cómo se diagnostica?

+

Algunas personas pueden experimentar los efectos a largo plazo de una infección por COVID-19, lo que se conoce como “condiciones posteriores al COVID" o "COVID prolongado". Las condiciones posteriores al COVID incluyen una amplia gama de problemas de salud nuevos, recurrentes o continuos. Cualquier persona infectada puede experimentar condiciones posteriores al COVID. Las personas que no están vacunadas contra el COVID-19 y se infectan pueden tener un mayor riesgo de desarrollar condiciones posteriores al COVID en comparación con las personas vacunadas. No existe una prueba para diagnosticar condiciones posteriores al COVID, y las personas pueden tener síntomas que provienen de otros problemas de salud. Esto puede dificultar que los proveedores de atención médica reconozcan las condiciones posteriores al COVID. Los proveedores de atención médica consideran un diagnóstico de condiciones posteriores al COVID con base en un examen de salud y el historial de salud de la persona, incluido si tuvo un diagnóstico de COVID-19 ya sea por una prueba positiva, por síntomas o exposición. Obtén más información sobre las condicionesposteriores al COVID.

¿Es seguro recibir una vacuna contra la COVID-19 si estoy embarazada o en régimen de lactancia?

+

Sí, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan que todas las mujeres embarazadas reciban la vacuna contra la COVID-19. Los CDC analizaron nuevos datos de mujeres embarazadas que han sido vacunadas y no encontraron un riesgo mayor de pérdida o daño al bebé. De hecho, hay reportes que demuestran que las vacunas mRNA también pueden ayudar a proteger a los bebés lactantes. Además, como las mujeres embarazadas tienen una mayor probabilidad de contraer la COVID-19 grave, si quedan infectadas, existe la posibilidad de que sus bebés nazcan prematuramente. Por ello, vacunarse puede protegerle a usted y a su bebé. Si usted está embarazada y tiene preguntas, hable con su médico.

¿La vacuna contra la COVID-19 es segura para mí si estoy tomando medicamentos?

+

Sí. Las vacunas funcionan estimulando una respuesta inmune. Otros medicamentos funcionan utilizando un mecanismo completamente diferente, así que no hay una interacción entre la vacuna y cualquier otro medicamento que pueda estar tomando. Si está tomando medicamentos que debiliten su sistema inmune, debería hablar con su médico.

¿Cuánto tiempo después de recuperarme de la COVID-19 puedo ser vacunado(a)?

+

Las personas que tienen COVID-19 deben esperar para recibir cualquier vacuna, incluyendo una vacuna contra la COVID-19, hasta después de recuperarse y culminar su período de aislamiento. Además, las personas que han tenido COVID-19 recientemente podrían considerar la posibilidad de postergar su siguiente refuerzo hasta 3 meses después que se iniciaron sus síntomas o, si no presentó síntomas, 3 meses después del momento en que haya recibido el resultado de su primera prueba positiva. La reinfección es menos probable durante las semanas y meses inmediatamente posteriores a la infección. Sin embargo, algunos factores como el riesgo personal de contraer la enfermedad grave, los niveles de infección de COVID-19 en la comunidad en que vive o trabaja la persona y la variante predominante de COVID-19 podrían ser razones para vacunarse lo antes posible. Saber más.

¿Puedo recibir un tratamiento contra la COVID-19?

+

Los tratamientos contra la COVID-19 pueden ayudar a prevenir una enfermedad grave en pacientes de alto riesgo, lo cual contribuye a mantenerlos fuera del hospital. Aprenda acerca de sus opciones de medicamentos si está en riesgo alto.

Para más información, consulta las preguntas frecuentes sobre la vacunación contra el COVID-19 de los CDC.

Todos podemos avanzar vacunándonos contra el COVID-19.
Si no puedes inscribirte en línea o si necesitas ayuda con el idioma, llama para solicitar una cita.
Descubre qué está pasando en tu comunidad:
Sigue haciendo tu parte.
Hazte la prueba